Energía en el jardín
Más ideas
Contacto
Sobre mi
Apoyo para INTI, Cusco Peru
Paredes antes y después

 

 

 

Cuando fue construida esta casa el color blanco fue elegido para esta pared  porque se temía que una tonalidad adecuado con el rojo de la combinación, por ejemplo naranja, podría resultar demasiado pesado o dominante. También se corre el riesgo que tratando de aclarar un color fuerte resultaría demasiado dulce o cursi.

Aun cuando no hay inconveniente con el color blanco, el contraste a la combinación de la cocina es bastante duro. Después de pintarlo en esta calurosa tonalidad amarilla el espacio entero parece mucho más armónico. Además resulta un efecto secundario involuntario y agradable: aun cuando llueve o con mal tiempo da la impresión que hay sol!

Después de pintar esta pared fueron escogidos cuadros más pequeños. Por eso la pared amarilla luce mejor y el ambiente entero resulta más sereno. Alternativamente el cuadro anterior a la derecha con sus bonitas tonalidades naranjas y amarillas también se habría aprovechado mejor.

El amarillo es uno de los colores de energía mas fuertes, por cuanto que es el color del sol y del oro. La combinación de la cocina fue elegida en rojo ya que esta en el sur de la casa y porque en la filosofía del Feng Shui el color rojo pertenece al sur. Fundamentalmente, la energía de cada punto cardinal puede ser amplificada con colores correspondientes.

 

 

 

Hay una diferencia importante entre una pared blanca y una de color:  delante una pared blanca el sofa, el armario, los cuadros etc. aparecen como objetos separados, casi aislados. No hasta que hay color sentimos un conjunto armónico. También puede verse en las fotos de la cocina arriba.

El gris claro es, además de las tonalidades metálicas, uno de los colores que es adjudicado al oeste. Por afición personal una tonalidad de azul fue mezclado, este color apartenece al norte (donde esta ubicado el televisor). La imagen al lado inferior derecho muestra además como este espacio largo ha obtenido una estructura más serena y más armónica.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una entrada tendría que dar la impresión al visitante de ser bienvenido, es decir presentarse de manera amable y acogedora. Por eso, el alumbrado no tiene que ser demasiado agudo sino sereno y apagado, lo que se obtiene mejor con lámparas halógenas regulables en intensidad.

El azul indigo se habría prestado mejor para la pared del norte, de frente la puerta de entrada. Sin embargo, esta tonalidad fuerte podría parecer al visitante un poco tosca, lo que no es el caso con la pared derecha, a la cual solo se pasa.

Decisivo fue que la pared verde queda más armónica con el cuadro amarillo y verde. Al mismo tiempo el cuadro dorado del espejo resulta muy puro delante esta linda tonalidad azul.

Después de haber omitido algunos cuadros el ambiente además resulta más sereno y emite más energía. También es interesante como parece mucho más blando el azul indigo a la luz del sol en la foto con el cactus y también a la luz del día en la foto arriba.

Eso demuestra que el mismo color puede resultar muy diferente segun las condiciones de la luz. Así es también con la misma pintura sobre todas las cuatro paredes de una habitación: Cada pared parece tener un sombreado diferente!

 

 

 

 

Farbe kann zaubern!|Colores pueden hacer magia!